Alternativas de Financiamiento (Parte 2)

Ahora pasaré a continuar el primer artículo que escribí sobre alternativas de financiamiento, donde expliqué la necesidad que tiene el empresario de informarse y considerar nuevas fuentes de financiación. También describí con brevedad el significado de capital de inversión (private equity) y ahora describiré otras cinco alternativas.

Capital de Riesgo (Venture Capital)

El término de Venture Capital proviene de USA y se refiere a la aportación de capital de riesgo por los inversionistas en el patrimonio de la empresa o aportación en forma de cuasi-capital. Estos recursos están disponibles por un tiempo limitado que dura entre tres y diez años y es fijado por contrato. En el Venture Capital se renuncia a la negociación de colaterales. El aporte de capital de riesgo esta orientado sobre todo a las oportunidades de crecimiento de la empresa y de los altos rendimientos resultantes para los inversionistas. Venture Capital se utiliza para financiar empresas que se encuentran en su etapa inicial, en etapa de crecimiento o en situaciones especiales de inversión.

Venture Capital lo requieren en su mayoría empresas jóvenes e innovadoras del campo tecnológico que no cotizan en la bolsa de valores. Estas empresas tienen un gran potencial de crecimiento pero al mismo tiempo esconden un alto riesgo de inversión.

Inversionistas Ángeles 

Se conoce como inversionistas ángeles a individuos prósperos que proveen capital y conocimientos empresariales a empresarios innovadores así como también a empresas jóvenes e innovadoras. Estos inversionistas invierten parte de su riqueza personal directamente en la empresa sin ayuda de intermediarios y a cambio obtienen participación accionaria.

Por lo general los inversionistas ángeles tienen conocimientos en creación ó en gestión de empresas. En la mayoría de los casos tienen ambas cosas. Ellos disponen de extensos conocimientos empresariales y de una sólida red de contactos para el impulso de la empresa.

Los inversionistas ángeles invierten en empresas que se encuentran en la etapa inicial. No solo apoyan a la empresa con su capital sino también brindan sus conocimientos y experiencia. Este apoyo le permite a la compañía obtener un valor agregado que no tiene precio.

Financiamiento Mezzanine

El concepto de financiamiento mezzanine es el término genérico para instrumentos financieros en el balance que debido a sus características jurídicas y económicas se ordena entre el patrimonio y la deuda.

A menudo se denomina a estos instrumentos financieros como formas híbridas de financiación. El capital mezzanine no es una forma de financiación independiente, más bien se compone de instrumentos financieros conocidos.

Básicamente este tipo de financiación es interesante para empresas que tienen grandes objetivos de crecimiento y para esto requieren una fuerte suma de capital. Además del alto potencial de crecimiento, la empresa debe tener una buena rentabilidad financiera y estar bien posicionado en el mercado.

Típico es que este instrumento se aplique en los Management-Buy-Outs (MBO), pero también se utiliza capital mezzanine para la financiación de estrategias de crecimiento, proyectos, estrategias de adquisición o preparar la oferta pública inicial.

Factoring

Para la mediana empresa las cobranzas retrasadas o dudosas de pago son difíciles de soportar y afectan la sostenibilidad de la empresa. Una forma de financiación que ayuda a las empresas a superar este problema es el factoring.

Factoring se refiere a la compra continua de las deudas a corto plazo por bienes y servicios. Una empresa cede las cuentas por cobrar que tiene con sus clientes a otra empresa y esta obtiene los derechos para cobrarle al deudor. El uso de Factoring puede generar para una empresa diversas ventajas y la más importante es sin duda la protección que ofrece la empresa financiera factoring contra las deudas de dudoso pago porque esta retribuye el monto equivalente a la deudas por cobrar. De esta forma el cliente del factoring esta protegido del impago de sus clientes.

Arrendamiento Financiero (Leasing)

Especialmente para empresas de mediano tamaño el leasing se ha convertido en los últimos años como una verdadera alternativa al préstamo bancario.

La diferencia de un leasing con un contrato clásico se expresa en que los elementos de un contrato leasing van más allá de la simple concesión de uso del objeto de arrendamiento financiero. Las tareas que por lo general caen bajo la responsabilidad del arrendador son traspasadas al arrendatario o usuario del leasing. A estas tareas se incluye también los servicios de mantenimiento, reparaciones o seguros.

Debido a que la empresa de arrendamiento financiero asume la financiación del objeto, el arrendatario dispone de un espacio más amplio para las futuras decisiones financieras. De esta forma se logra disminuir la dependencia financiera con las entidades crediticias. Las cuotas por arrendamiento son desembolsadas paralelo con el uso del objeto, así que este se financia casi por si mismo. La estructura de capital no varía con el leasing.

Conclusión

Que instrumento de financiación la empresa debe utilizar? Esto queda a criterio de la propia empresa que debería analizar si los objetivos perseguidos son compatibles con el tipo de financiamiento. Surge siempre la pregunta si los objetivos de la empresa y los objetivos del dueño de la empresa pueden realizarse con la elección de una determinada forma de financiamiento?. Estos objetivos pueden tener relación con la independencia de la empresa, liquidez, crecimiento o seguridad.

A esto se suma la pregunta sobre el propósito de uso de los fondos obtenidos. El financiamiento requiere de decisiones estratégicas como financiar el crecimeinto, las inversiones, adquisiciones o proyectos.

3 respuestas a Alternativas de Financiamiento (Parte 2)

  1. Antonio Ramón dice:

    Muy interesante el artículo. Sobre todo, en lo que a financiación Mezzanine se refiere, ya que no son muchas las personas que tienen conocimiento de su existencia. Enhorabuena.

    Sólo por poner un “pero”, diría que en el factoring no es “oro todo lo que reluce”. En primer lugar porque la compañía que compra las facturas escoge muy bien cuáles son las que compra (dependiendo de la solvencia del deudor). En segundo lugar, porque la entidad financiera se reserva la facultad de comprar las facturas “con recurso”; es decir, en caso de impago puede reclamar a ambas partes, tanto al deudor como al acreedor. Por último, si se consigue vender las facturas “sin recurso”, el costo financiero es elevadísimo (lógico si se considera que el comprador de la factura asume totalmente el riesgo de impago).

    Reitero mi felicitación por la calidad del contenido y me permito la licencia de sugerir que próximamente se explique el funcionamiento del “renting” y del “confirming”.

  2. giselle dice:

    Hola, tendras mas información sobre financiamiento mezzanine, que fondos lo aplican en el Peru y america latina, y bibliografia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: